orunmila-awirin

OSA-IRETE: LA ILUMINACIÓN Y DESPERTAR DE ÒRÚNMÌLÀ AWINRIN. PORQUÉ YO AMO Y ME DEDICO A ÒRÚNMÌLÀ.

Aboru Aboye. Ogbo ato asure iworiwofun. Àse.
La iluminación y la inspiración divina es una dádiva de Olódùmarè. Para entender a Ifá y para impartir mensajes de parte de Ifá tenemos que vivir en armonía con Ifá, estudiar Ifá, practicar Ifá y contemplar Ifá. Todos los días es necesario que nos reunamos con Òrúnmìlà y que consultemos a Ifá.
Ifá me ha concedido grandes manifestaciónes, dádivas y bendiciones. La razón por la cual logro estas manifestaciones, dádivas y bendiciones de Ifá es porque yo no me promuevo a mi mismo. Me dedico a promover lo que Òrúnmìlà quiere, y solo comunicó lo que Òrúnmìlà me revela y me indica que debo compartir.
Doy gracias a Òrúnmìlà por el privilegio que tengo de disfrutar una amistad íntima con el. De ser su alumno, devoto e hijo. Yo amo a Òrúnmìlà. El que camina con Òrúnmìlà camina con Olódùmarè. El nombre y la persona de Òrúnmìlà nos hace siempre recordar a Olódùmarè y nos acerca hacia Olódùmarè. El nombre Òrúnmìlà significa: Òlòrún [Olódùmarè] sabe cómo salvar.
Cuando confiamos en Òrúnmìlà estamos declarando y afirmando que tenemos confianza y fe en Olódùmarè, en su sabiduría y poder para resguardarnos y protegernos de todo aquello que no es provechoso para nosotros. Òrúnmìlà tiene porción en y participa en la omnisciencia de Òlòrún [Olódùmarè]. Òrúnmìlà es el único irunmole-orisa que recibió la dádiva de gustar, de tener porción en, y de participar en la virtud de la omnisciencia que es una virtud intrinsica de Olódùmarè.
Cuando caminamos con Ifá con sinceridad y amor, esta omnisciencia divina nos ilumina, nos irradia y se difunde en nosotros. Según el deseo de Olódùmarè, Ifá nos revela muchas cosas y nos enseña que hacer, como hacer, cuando hacer, cuando hablar, como hablar y de que debemos hablar y aún cuando debemos callar. Òrúnmìlà nos revela lo que las personas verdaderamente traen escondidos en sus corazones. Vemos y percibimos las verdaderas intenciones del corazón. Òrúnmìlà es la manifestación pura de la omnisciencia divina manifestada y de la virtud.
Esta gran virtud la recibió Òrúnmìlà de parte de Olódùmarè en el sagrado Odu-Ifá Osa-Irete. Òrúnmìlà nunca pidió esta dádiva. Olódùmarè se la regalo a Òrúnmìlà por la humildad, la sencillez, la buena-fe y la honestidad que había y hay en Òrúnmìlà. Osa-Irete es el Odu-Ifá de la omniciencia, la sabiduría y la espiritualidad peculiar de Òrúnmìlà. Osa-Irete revela el secreto de la virtud, poder y autoridad de Òrúnmìlà, como también sus responsabilidades y obligaciónes. Osa-Irete es el Odu-Ifá que explica y revela la iluminación y despertar de Òrúnmìlà Awinrin. Osa-Irete contiene la esencia y corazón de la energía única, carácter sin-igual y personalidad carismática de Òrúnmìlà. Osa-Irete es la manifestación de la sabiduría, conocimiento y entendimiento de Olódùmarè.
No fue fácil para Òrúnmìlà cuando recibió esta gracia de parte de Olódùmarè, de emplearla con facilidad, porque en conjunto con la dádiva también vino la carga, el peso, las obligaciones y responsabilidades que experimentó Òrúnmìlà cuando empezaron a llegar irunmole-orisa y seres humanos sin número para compartir sus problemas y dificultades con Òrúnmìlà. Experimento Òrúnmìlà el inconveniente de que a todas horas llegaban irunmole-orisa y seres humanos que querían conocerlo y hablar con el. Todo aquel que quiere recibir la sabiduría abundante de Ifá tiene que estar dispuesto a experimentar inconvenientes y tiene que estar dispuesto a simpatizar con otros y ayudarlos a sobrellevar sus cargas, los dolores y sufrimientos de la vida. No es facil seguir el ejemplo y las pisadas de Òrúnmìlà pero si es posible y necesario.
Nosotros que somos creyentes y devotos de Ifá tenemos una fuerza que nos sostiene, nos apoya y nos da paz, aun en momentos difíciles como los que estamos atravesando. Sentimos y tenemos un gozo y una alegría contagiosa que otros no pueden sondear.
Todo lo que es ordenado, aprobado e instituido por Olódùmarè es para nuestro bien y provecho. Aún cuando Olódùmarè ordena e instituye cosas que son duras para nosotros aceptar o comprender, tenemos que saber que el amor y la sabiduría de Olódùmarè está guiando todas la cosas. La voluntad de Olódùmarè es lo único que triunfa, permanece y prevalece. A travez de Ifá nos vinculamos a la voluntad de Olódùmarè.
Todo alumno, devoto e hijo de Òrúnmìlà debe hablar frecuentemente con su Ifá. Reúnase con Òrúnmìlà. Ifá no hace acepción de personas. Ifá no tiene hijos favoritos. Ifá es imparcial y ecuánime. Yo no tengo mas privilegios con Ifá que usted. Yo no tengo mas cercanía con Ifá que la que usted puede también tener. Quiero que usted experimente en mayor medida la eficacia y cuidado personal de Òrúnmìlà en su vida. Òrúnmìlà le ama. Cuéntale todo a Baba Ifá. Cuales sean sus problemas, retos y dificultades entrégale su pesar a Òrúnmìlà. Déjalos allí con el. Òrúnmìlà resolverá y traerá paz, remedio y alivio a su vida.
Mis amados hermanos y hermanas, todos los días comience de nuevo. Renovase todos los días. Si se cayó, entonces vuélvase a levantar. Todos nos caemos, todos nos pelamos las rodillas. Pero no nos podemos quedar en el suelo. Nos levantamos y seguimos caminando hacia adelante. Sigáse levantado y no tomes en cuenta las caídas. No importa las veces que uno se caiga. Lo importante es volvernos a levantar. Viva un día a la vez. Cada vez que nos levantamos nos ponemos mas fuertes y resiliente hasta que llega un día que no nos volvemos a caer. Àse!
Espero que estas palabras sean útiles y provechosas pasa su vida. Espero que hayan servido de estímulo y que le hayan impartido ánimo, esperanza y confianza. Que le traigan paz, confortamiento y satisfacción. Fun Olódùmarè. Gracias a Olódùmarè.
Ifá tóó yangàn. Ifá ni lagba ti ngbaye. Àse.
Nunca debemos sentirnos abochornados y avergonzados de ser devotos, creyentes e hijos de Ifá. Debemos sentirnos orgullos de ser devotos de Ifá y de tener a Ifá. Ifá es el que sana, rectifica y salva el mundo [de nuestros pensamientos, voluntad, sentimientos y emociones].
Una cosa más: No permítas que la ingratitud, la hipocresía, las malas-obras y la indiferencia de otros, que aveces nos pagan mal por los bienes que le hacemos, que nos inclinen a considerar valernos de prácticas espirituales o tipos de espiritualidades que no son aprobadas por Ifá. No necesitamos inclinarnos en esa dirección. Ifá es más que suficiente para resolver los conflictos y malos entendidos. Ifá sabe mejor como dispensar equitativamente la medicina dulce o la medicina amarga.
Dejémonos guiar siempre por el consejo y guianza de Ifá. No todo el que nos hace un mal es porque necesariamente sea una persona mala. Muchas personas sencillamente están enfermos del corazón. Muchas personas están quebradas, fragmentadas y destrozadas en su interior. Necesitan el amor, la ayuda y la simpatía de Ifá y no del enojo o molestia que se puede levantar en nuestros corazones. No podemos molestarnos con una persona enferma porque se esté comportando como una persona enferma. No necesitamos añadirle más dolor y sufrimiento a nadie. El que mal hace, mal termina. Seamos pacientes con otros así como Olódùmarè ha sido paciente con nosotros. No permitas que ningún corojo manche sus vestimentas blancas espirituales.
Todo lo que estamos viendo y experimentando hoy día es con el propósito de que las personas se vuelvan humanas otra vez. El perdón, la comprensión, la paciencia y simpatía [amor] es la solución.
Ifá gbe wa ooo. Àse.
Ifá nos sostendrá. Àse.
Oruko Odumare ni ka fi iyin fun. Àse.
Solamente el nombre de Olódùmarè merece reconocimiento, alabanza y homenaje. Àse.
Aboru Aboye. Ogbo ato asure iworiwofun. Àse.

Posted in Learning (Idanileko) and tagged , , , .

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *